Utilizamos cookies propias y de terceros para recordar sus hábitos de navegación y recopilar estadísticas de visitas. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.AceptoMás información

Planificación urbanística

Para autorizar determinadas actividades y/o instalaciones en suelo no urbanizable se requiere un plan especial urbanístico. En este sentido la ley diferencia dos supuestos:

  • los planes especiales urbanísticos de desarrollo, que se adaptan a las previsiones substantivas del planeamiento territorial o urbanístico general, sean previstos expresamente o no en este planeamiento
  • los planes especiales urbanísticos autónomos en relación a las previsiones substantivas del planeamiento territorial o urbanístico relativas a los elementos fundamentales de la estructura general de la ordenación del territorio

Tanto el proyecto de estas actuaciones como, si es necesario, el Plan especial urbanístico formulado para cumplirlas, ha de incluir la documentación siguiente:

  • una justificación específica de la finalidad del proyecto, de la compatibilidad de la actuación con el planeamiento territorial, urbanístico y sectorial y de la concurrencia de los requisitos exigidos per la Ley de urbanismo y por su Reglamento para la implantación de la actividad o construcción de qué se trate
  • el anteproyecto de la actuación, actividad o construcción, que ha de hacer referencia al emplazamiento y extensión de la finca o fincas en las cuales se proyecta la actuación, a la superficie de ocupación de la actividad y de las construcciones e instalaciones, y a sus características fundamentales
  • un estudio de impacto e integración paisajística, con el contenido que determinen las disposiciones aplicables en materia de paisaje y, como mínimo, una diagnosis razonada del impacto potencial y una exposición de las medidas correctoras que se proponen
  • un estudio arqueológico y un informe del departamento competente en materia de cultura, si la actuación afecta a restos arqueológicos de interés declarado
  • un informe del departamento competente en materia de agricultura si no está incluido en un plan sectorial agrario.
  • un informe de la Administración hidráulica, si la actuación afecta a acuíferos clasificados, a zonas vulnerables o a zonas sensibles declaradas de conformidad con la legislación vigente
  • un informe del Instituto Geológico de Cataluña, si la actuación afecta a yacimientos paleontológicos o a puntos geológicos de interés
  • otros informes que pudiera exigir la legislación sectorial

En este sentido ECAFIR, S.L. ha realizado planes especiales urbanísticos de protección del medio rural y del medio natural, y de actuaciones específicas en suelo no urbanizable a que hace referencia el artículo 47.4 del Decreto legislativo 1/2010, de 3 de agosto, por el que se aprueba el Texto refundido de la Ley de Urbanismo (básicamente de instalaciones y obras necesarias para servicios técnicos como las telecomunicaciones, infraestructuras hidráulicas generales, redes de suministro de energía eléctrica, de producción de energía a partir de fuentes renovables…).