Utilizamos cookies propias y de terceros para recordar sus hábitos de navegación y recopilar estadísticas de visitas. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.AceptoMás información

Planes de prevención de incendios forestales y de autoprotección

Los planes de prevención de incendios forestales consisten en la planificación de las actuaciones necesarias para la defensa contra los incendios forestales de un territorio.

El plan se inicia con el estudio exhaustivo de:

  • el medio físico y natural
  • los combustibles
  • el riesgo de incendio -historia, índices de frecuencia, causalidad, inflamabilidad, exposiciones, pendientes, índice de riesgo local-
  • las infraestructuras y medios de prevención existentes

Con el plan se realiza un diagnóstico sobre la dificultad para la extinción, las zonas de riesgo y la prioridad de las actuaciones.

Finalmente, y en base a todo este análisis previo, se proponen una serie de actuaciones priorizadas y una planificación de las medidas de prevención, entre las que destacan:

  • clareos
  • desbroces
  • limpieza de caminos
  • construcción de pistas
  • construcción de áreas cortafuegos
  • construcción de puntos de agua, etc.

También se elabora una cartografía de cada uno de los temas indicados. Destaca la realización del mapa de riesgo, que se obtiene por integración de los mapas de combustibilidad, exposiciones, pendientes, dificultades de extinción, etc. mediante la aplicación de los Sistemas de Información Geográfica.

Otros documentos relacionados con la prevención de incendios forestales son los planes de autoprotección (PAU) que incluyen las actuaciones destinadas a asegurar la aplicación de medidas de autoprotección y seguridad de una actividad según lo que especifica la normativa vigente en la materia (Decreto 82/2010, de 29 de junio, por el que se aprueba el catálogo de actividades y centros obligados a adoptar medidas de autoprotección y se fija el contenido de estas medidas).

Este Decreto desarrolla los preceptos relativos a la autoprotección recogidos en la Ley 4/1997, de 20 de mayo, de protección civil de Cataluña, de acuerdo con lo previsto el artículo 7, para determinar el catálogo de actividades y el tipo de centros que resultan obligados a adoptar medidas de autoprotección y a mantener los medios personales y materiales necesarios para afrontar situaciones de riesgo y emergencia.

Los planes de autoprotección prevén, para empresas, centros e instalaciones determinadas, las emergencias que se puedan producir como consecuencia de su propia actividad y las medidas de respuesta frente a las situaciones de riesgo, catástrofes y calamidades públicas que puedan afectarles. En general, los planes de protección civil los elaboran las entidades interesadas (ayuntamientos, consejos comarcales, industrias, instalaciones, centros o la propia Dirección General de Protección Civil. La entidad interesada insta al órgano competente para que apruebe el plan. La homologación de planes de protección civil corresponde a la Comisión de Protección Civil de Cataluña.

ECAFIR, S.L. posee personal técnico competente acreditado por la Dirección General de Protección Civil para la elaboración de planes de autoprotección de interés para la protección civil.